Tos ferina: proteger a los recién nacidos

Tos ferina: proteger a los recién nacidos

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Antes de empezar a hablarte de la tos ferina tengo que decirte que es una enfermedad que llevaba años en el cajón del olvido, no estaba de moda cuando yo estudié. Había pocos casos, de los que casi ninguno era grave. Fue una enfermedad que los de mi plan de estudios tuvimos un poco aparcada, asique en clase pasamos por ella casi de puntillas. Entre 2007 y 2012 ha producido 4.8 muertes al año en nuestro país, un dato bastante modesto si lo comparamos con las muertes por gripe que han sido 74 sólo en 2014.

Pero como las modas, enfermedades que ya teníamos prácticamente olvidadas vuelven, se rescatan del baúl empolvado de los recuerdos e irrumpen en el panorama actual pisando más o menos fuerte.

Parece que en este año hay un cambio de tendencia y que los contagios y muertes por tos ferina, que se habían conseguido reducir y controlar, están en aumento.

Según el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III en 2015, todavía sin finalizar, se registraron 7200 casos de tos ferina, el triple que en el mismo período del año pasado.

Se han producido cuatro muertes en los últimos meses, todas en recién nacidos que todavía no se habían vacunado: uno en Málaga en el mes de octubre, dos en noviembre (Sevilla y Cuenca) y una en Madrid este mismo mes. Una de las madres, al menos, había solicitado ser vacunada durante el embarazo pero no se le administró la vacuna.

Estos hechos han provocado que la polémica esté servida. Se cuestiona si las medidas tomadas hasta ahora son las correctas o si hay que dar un paso más.

Para avivar más el fuego de la polémica se ha publicado un estudio en JAMA que relaciona la infección por tos ferina en niños con un aumento de la incidencia de epilepsia.

Según el estudio la incidencia acumulada de epilepsia a los 10 años de edad fue:

  • 1.7 en el grupo de pacientes que habían padecido tos ferina
  • 0.9 en el grupo de pacientes que no habían contraído tos ferina

Las posibles causas de esta relación serían según los investigadores:

  • Daño cerebral hipóxico (por falta de oxígeno en el cerebro) por la tos a través de una mayor presión intratorácica e intraabdominal
  • Hemorragia en el sistema nervioso central

La tos ferina es una enfermedad muy contagiosa producida por la bacteria productora de toxinas Bordetella pertussis. En adultos los síntomas son inespecíficos parecidos a los de un catarro o una gripe. En los bebés recién nacidos no vacunados la infección suele ser más grave. Requiere ingreso hospitalario con frecuencia y puede dar lugar a complicaciones muy severas, incluso producir la muerte. Se transmite principalmente al toser o estornudar.

¿Cómo proteger al bebé?

Para proteger a los bebés la OMS ha establecido que lo seguro son 3 dosis de la vacuna. En nuestro país además de las tres dosis, la primera de ellas a los dos meses de edad, se da una dosis recuerdo a los 6 años de edad.

Para proteger al bebé antes de nacer hay dos opciones:

  • La primera opción para proteger a los recién nacidos es vacunar a todos los adultos de su entorno. Pero es una medida cara y no siempre efectiva. El bebé puede entrar en contacto con más personas que las vacunadas.
  • La otra opción es vacunar a la madre durante el tercer trimestre del embarazo entre las semanas 27 y 36 de gestación para que el bebé nazca con inmunidad adquirida. Esta opción es mi preferida, es la recomendada por la Asociación Española de Pediatría y la que está demostrando ser más efectiva.

Hay siete comunidades que ya vacunan a las embarazadas: Asturias, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Navarra y País Vasco.

A éstas se van a sumar a partir de enero oficialmente Andalucía, Madrid y Murcia.

La vacuna durante el embarazo es totalmente segura. Sólo está contraindicada en mujeres con alergia severa a algún componente, situación muy poco frecuente.

Si estás embarazada puedes vacunarte en el centro sanitario (centro de salud u hospital) donde se esté realizando el seguimiento de tu embarazo. Siempre que éste sea un punto de vacunación.

¿Te ha resultado interesante este artículo? ¿Conocías estos datos sobre la vacuna de la tos ferina?

Comparte este artículo en tu red social favorita antes de irte.

Fuentes:

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario