Pelos enquistados, líbrate de ellos

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hay veces que un pelo se enquista: duele un montón, molesta al roce con la ropa, es incómodo al moverse… Llega a ser inaguantable.

Por definición un pelo enquistado es una pseudofoliculitis, que consiste en el enclavamiento de un pelo en la piel. El organismo actúa como si el pelo fuera un cuerpo extraño, generando una inflamación alrededor de él. Esto puede provocar enrojecimiento, dolor e infección. Definido en lenguaje nivel usuario: es un p***ada ¿o no, chicas (y chicos)?

 

 

Pero cada gran problemón tiene su solución, y en Farmalandia te la vamos a dar.

¿Qué condiciones favorecen el pelo enquistado?

Puede ser que nunca hayas tenido un pelo enquistado o que cada vez que te depiles/rasures te aparezca uno o varios que no te dejan vivir tranquil@ durante días.

La condición más importante en la buena o mala suerte con los pelos enquistados es el tipo de piel que te toca tener. Grosor, tendencia grasa, hidratación natural. Para cualquier reclamación si no estás content@ con tu tipo de piel  dirígete al departamento de genética: tus progenitores.

 

Además hay zonas del cuerpo en la que el pelo es más grueso y rizado, como axilas e ingles, con más tendencia a enquistarse.

Arrancar el pelo con pinzas, depiladoras eléctricas o cera favorece que se enquiste. Al igual que el rasurado muy frecuente.

Farmatrucos para evitar/eliminar pelos enquistados

No podemos cambiar nuestro tipo de piel. Lo que sí podemos hacer es disminuir el grosor que tiene que atravesar el pelo para salir eliminando las células muertas mediante exfoliación e hidratar la piel con una crema haciendo que esté menos dura y oponga menos resistencia a que el pelo la atraviese.

Este farmatruco  puede evitar la aparición de pelos enquistados en casos leves.

 

Si no da resultado hay que pasar a la siguiente fase.

Aunque la situación te desespere tanto que te den ganas de tirarte de los pelos ¡no lo hagas! Nunca manipules un pelo enquistado, puedes producir o agravar una infección y dejar cicatrices. Lo mejor es que eches sobre el pelo enquistado con una crema antibiótica (buenas opciones son la Pomada Antibiótica Liade® o Fucidine®) y cubras ambos con un apósito para evitar el roce molesto con la ropa. Hazlo dos veces al día hasta dos días después de que el pelo esté curado, es decir, hasta que desaparezca la inflamación o haya reventado y salido la cabeza del pelo).

En casos más graves en los que el bulto es muy grande y molesto y la pomada antibiótica no es suficiente es mejor acudir al médico. Generalmente éste hará un corte en el folículo infectado y limpiará bien la zona eliminando el problema de raíz. ¡OJO! No intentes hacer esto en casa bajo ningún concepto. En algunos casos dará antibiótico por vía oral.

 

Si sufres de pelos enquistados con frecuencia y te producen muchas molestias la mejor opción es que ahorres y cuando puedas te hagas la depilación láser. Es la solución más eficaz y, al mismo tiempo, definitiva. No volverás a tener pelos enquistados.

¿Estos farmatrucos han sido útiles?  ¿Sigues alguno de ellos?

Si te gusta este artículo, compártelo en tu red social favorita.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario