Conjuntivitis alérgica ¿qué puede hacer tu farmacéutico por ti?

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Imagínate el inicio una historia de amor.

“Era un día soleado de primavera. Se oían pajarillos cantar. El prado verde estaba plagado de pequeños botones de colores. Los árboles brotaban llenos de vida. La vi agachada oliendo una flor. Era bella como una princesa pero, de pronto, sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas. Me acerqué a ella, ¿qué le ocurriría a aquella criatura angelical? Le tendí un pañuelo y le pregunté qué le ocurría. Me dijo: tengo alergia ¿o es que no lo ves? Y se fue. (Fin de la cita)”

Seguramente la chica se vino a la farmacia porque la conjuntivitis es la consulta más frecuente en las farmacias. Vamos a hablar de ella para que no te quedes con ninguna duda, y si te quedas con alguna, pregúntamela.

Qué es la conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva que es la membrana que recubre el globo ocular. Sus síntomas son

  • ojo enrojecido
  • sensación de cuerpo extraño dentro del ojo, muchas veces la sensación es como de arenillas dentro del ojo
  • abundante secreción (lágrimas y/o legañas) a no ser que sea una conjuntivitis seca
  • ligera fotofobia, la luz molesta
  • picor; aunque te pique MUCHO no te rasques, solo empeorarás la situación

Vamos a diferenciar tres tipos de conjuntivitis según su origen. Hay muuuucha información que dar de cada una de ellas por lo que hoy solo voy a desgranar una. Las otras dos quedan para siguientes artículos.

  • Conjuntivitis infecciosa. Producida por microorganismos infecciosos: bacterias, virus u hongos.
  • Conjuntivitis por agente físico o químico. Son producidas por fenómenos como el viento o las radiaciones, los perfumes, los protectores solares…
  • Conjuntivitis alérgica. Es en la que me voy a centrar.

Conjuntivitis alérgica

Los ojos reaccionan a algo que los irrita “alérgeno” produciendo histamina. Este tipo de conjuntivitis es muy común en primavera con el polen pululando en el ambiente.

Ojo a las causas que pueden producir conjuntivitis alérgicas. Aunque la más común es el polen a veces no somos conscientes de que nuestra hidratante facial, el jabón con el que nos lavamos la cara o el maquillaje nos pueden causar alergia. Por lo que el resultado es una conjuntivitis alérgica que no pasa. Estos productos cosméticos que entran en contacto con los ojos pueden tener algún componente que nos haga alergia. La solución suele ser cambiar a productos hipoalergénicos. A veces es necesario probar más de una marca hasta encontrar la adecuada. Es importante resaltar que hipoalergénico (no produce alergia) y natural no son sinónimos. No se puede caer en la confusión de que lo natural es inocuo. El veneno más potente conocido se produce en la naturaleza. Muchos productos naturales pueden producir alergias (polen, moho, mascotas,…).

Tratamiento

El tratamiento consiste en la aplicación de colirios antihistamínicos. El uso de lágrimas artificiales ayuda a mantener el ojo hidratado y limpio. Los colirios con hamamelis son calmantes, pueden ayudar en la irritación.

Aunque existe una creencia muy extendida no utilices infusiones de manzanilla para aliviar una conjuntivitis. Todo lo que se aplica sobre los ojos debe ser estéril y las infusiones no lo son. Además como cualquier planta puede contener alérgenos que podrían empeorar tu conjuntivitis. No la uses.

Si lo anterior no funciona pueden usarse colirios vasoconstrictores o con corticoides, siempre con receta médica. Lee aquí como ponerte un colirio. Si el tratamiento tópico no funciona habría que pasar a los antihistamínicos por vía oral. La última línea de ataque a la alergia es la inmunoterapia con inyecciones o gotas sublinguales.

Farmasejos

Las medidas preventivas son evitar o reducir en la medida de lo posible, el contacto con la sustancia que nos causa alergia. Limpiar con un trapo húmedo en casa para arrastrar mejor los alérgenos. Si es alergia al moho mantener el nivel de humedad en casa por debajo del 50%, limpiar con regularidad zonas como sótanos, cocinas y baños, y usar deshumidificador. Si es alergia a los ácaros usar protectores en sábanas y almohadas y limpiar con regularidad el polvo. Mantener a las mascotas fuera de casa y, bajo ningún concepto, dejarlas entrar en el dormitorio, además de lavarse bien las manos después de tocarlas y no hacercarlas a la cara. Las medidas preventivas para la alergia al polen puedes verlas en este superartículo sobre alergia primaveral.

Mientras estés con conjuntivitis alérgica tus ojos estarán muy sensibles a la luz, ponte gafas de sol para salir al exterior. No uses lentillas mientras tengas síntomas de alergia.

¿Y tú? ¿Has sufrido conjuntivitis alérgica?
¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en tu red social favorita, incluida WhatsApp.

Fuentes

Fisiopatología del ojo: aplicación clínica. Paul L. Kaufman, Albert Alm

Fisiología de la Visión, Pasión por volar

Blog Clínica Baviera

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comentarios en “Conjuntivitis alérgica ¿qué puede hacer tu farmacéutico por ti?

Deja un comentario