Copa de Higía: serpiente como símbolo de farmacia

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El símbolo de la farmacia es una serpiente abrazada a una copa.

Pero analicémoslo por partes. No sé tú pero yo, si algo me imagino abrazado a una copa es al Paquirrín.

¿Y qué me dices de la otra parte? ¿Una serpiente que podría ser venenosa, una cascabel de esas tan amigables, que en cuanto pueden te matan?

Desde luego, así a primera vista, dan más ganas de salir corriendo que de ver qué hay del otro lado de la puerta de una farmacia; lo digo sobre todo por la imagen mental de Paquirrín agarrado a la copa, que es peor incluso que la cascabel.

El equipo de marketing al que se le ocurrió esta idea tan rompedora no estaba en su mejor día, jajaja. Bromas aparte, te voy a contar por qué la unión de la serpiente y el cáliz, que se denomina Copa de Higía es el símbolo de la profesión farmacéutica.

Primero te sugiero que te detengas a contemplar esta estupenda obra de Klimt. Admira la solemnidad de Higía, fíjate en el rostro que se esconde sobre su hombro derecho y el ser que aparece tras su brazo izquierdo. Disfruta de la combinación de colores y formas geométricas de la pintura. ¡Maravillosa!

Es una historia muy bonita que proviene  de la antigua civilización griega. Higía era la diosa griega de la curación, la limpieza y la sanidad. De su nombre deriva la palabra higiene. Su equivalente en la mitología romana es Salus.

Higía fue hija de Asclepio, el Dios griego de la medicina, de quien recibió el encargo de preparar los remedios que él empleaba.

Asclepio perfeccionó tanto sus técnicas que llegó a dominar el arte de la resurrección, con lo que Zeus no estaba conforme, pues temía que el más allá quedase despoblado y se complicase el orden del mundo. La gota que colmó el vaso fue cuando Asclepio resucitó a Hipólito. Zeus se enfadó muchísimo y mató a Asclepio con un rayo convirtiéndolo en una deidad.

Se construyeron varios templos  en honor a Asclepio en los que se introdujeron serpientes no venenosas. Cuenta la leyenda que Higía protegió a las serpientes que habitaban en ese templo, por eso se la representa con una serpiente enrollada en su brazo y una copa.

Se extrajeron la serpiente y la copa de esta representación y se convirtieron en el símbolo internacional de la farmacia.

La copa representa las pociones médicas (fármacos) y la serpiente representa la curación.

La primera vez que hay constancia del uso de este símbolo fue en 1796 cuando la Société Parisienne de Pharmacie lo utilizó en la siguiente moneda acuñada.

Algunas fuentes apuntan a que ya se había utilizado en 1222 durante la celebración del 700 aniversario de la fundación de la Universidad de Padova y otras a que la copa había sido usada como un emblema de San Juan en el S.I pero son sólo especulaciones.

Muchos organismos oficiales utilizan la Copa de Higía como símbolo:

Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (y muchos colegios oficiales de farmacéuticos)

Facultades de Farmacia como Facultad de Farmacia de la Universidade de Salamanca

¿Te ha gustado esta farmahistoria? Compártela

Fuentes:

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 comentarios en “Copa de Higía: serpiente como símbolo de farmacia

Deja un comentario