Consecuencias del Zika en embazaradas y fetos

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un nuevo virus tropical salta a la palestra: el virus de Zika.

En un breve período de tiempo estamos empezando a familiarizarnos con varios virus nuevos: primero fue el ébola y su macroepidemia todavía sin finalizar, después llegó la falsa alarma del chikungunya no importado y ahora nos presentan al virus Zika.

Zika es un virus emergente. Se identificó por primera vez en Uganda en macacos de la selva en 1947 mientras se llevaba a cabo una red de monitoreo de fiebre amarilla.

El primer caso documentado en humanos fue en el 1952 en Uganda también.

El primer brote se describió en el 2007 en Yap (Océano Pacífico) y en 2013 en la Polinesia Francesa, también en el O.Pacífico.

En 2015 hubo brotes en Cabo Verde, Brasil y Colombia y notificaciones puntuales en más de 13 países americanos. Estos datos revelan que el virus está teniendo una expansión geográfica muy rápida y que el número de países afectados seguirá en aumento.

¿Cómo afecta el Zika a las embarazadas?

El virus de Zika se transmite por la picadura del mosquito del género Aedes. El período de incubación, es decir, el tiempo que pasa entre la picadura y la aparición de síntomas, aún no está bien definida. Se cree que es de pocos días.

Sólo una de cada cuatro personas infectadas desarrolla la enfermedad y quienes la desarrollan suele ser con una sintomatología leve. Los síntomas son similares a los del dengue, persisten durante 2-7 días y son los siguientes:

  • Fiebre leve
  • Conjuntivitis no purulenta
  • Mialgias (dolor de músculos)
  • Artralgias (dolor en las articulaciones)
  • Erupciones maculopapulares (sarpullido)
  • Cefaleas (dolor de cabeza)
  • Malestar

Durante los brotes de Brasil y la Polinesia francesa las autoridades notificaron posibles complicaciones neurológicas y autoinmunes en casos aislados.

En las embarazadas no es distinta. Este virus afecta a las embarazadas como a cualquier adulto.

¿Cómo afecta el Zika a los fetos?

El 28 de noviembre de 2015 el Ministerio de Salud brasileño determinó una posible relación entre el incremento de microcefalia y la infección por Zika. Las autoridades sanitarias brasileñas junto a la OPS y otras agencias están llevando a cabo investigaciones para esclarecer la causa y los factores de riesgo de la microcefalia. También se están estudiando otras hipótesis además de la infección por Zika como origen de la microcefalia.

¿Qué es la microcefalia?

La microcefalia es una afección muy poco frecuente, cuyas causas pueden ser genéticas o ambientales (tóxicas, radiaciones o infecciosas). Se define como una condición al nacer en la que la circunferencia craneana o perímetro cefálico es menor que lo esperado para la edad al nacer y el sexo del recién nacido.
La microcefalia congénita puede presentarse como una condición aislada o asociada a otras condiciones de gravedad variable. Pueden ir desde convulsiones, dificultades para alimentarse, efectos sobre el desarrollo del niño, hasta el riesgo de vida del recién nacido.


Es muy difícil conocer las consecuencias de la microcefalia en el momento del nacimiento. Esto requiere un seguimiento y valoración de los recién nacidos, con controles y evaluaciones posteriores. No existe un tratamiento específico para la microcefalia. Se centra en el seguimiento, promoción y maximización de las capacidades de los niños.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comentarios en “Consecuencias del Zika en embazaradas y fetos

Deja un comentario