La farmacia más antigua de España

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hoy quiero que conozcas un museo distinto al resto, con mucho encanto, se trata de Museo de Farmacia Botica Peñaranda del Duero. Ubicado en la Calle de la Botica forma parte del Patrimonio Histórico de España desde el año 2007.

Este museo recrea una farmacia del S.XVIII con la peculiaridad de que… ¡¡¡es una verdadera farmacia!!! Se trata de la farmacia más antigua de España en funcionamiento. Está regentada por la octava generación de farmacéuticos de la familia Ximeno.

El museo consta de varias estancias: la botica, la rebotica, el laboratorio y un jardín de plantas medicinales como las boticas de antaño.

Entrando en la botica se contempla una magnífica colección de botes de farmacia de comienzos del S.XVIII. Imagínate la de historias que habrán ocurrido dentro de esta farmacia. Si las paredes de la rebotica pudiesen hablar nos contarían un sinfín de anécdotas que nos tendrían embelesados durante horas.

Mi parte favorita de cualquier farmacia es siempre el laboratorio. En él los boticarios elaboramos (tristemente cada vez menos) las fórmulas magistrales. En los laboratorios los farmacéuticos nos convertimos en artesanos que mimamos y cuidamos cada uno de los medicamentos que elaboramos. Alambiques, morteros, matraces, crisoles, hornillos, peroles, cazos, pesas, medidas, pildoreros, espátulas, farmacopeas, recetarios, formularios nacionales, tinteros de cerámica de Talavera, tratados antiguos… forman parte del laboratorio.

El jardín era un huerto en el que se cultivaban plantas medicinales que los boticarios utilizaban en la elaboración de sus remedios. Estramonio, belladona, ricino para el estreñimiento o adormidera para el dolor eran cultivos típicos de la época en los jardines de los boticarios. Actualmente muchos de los antiguos cultivos, como el de la adormidera de la que se extrae la morfina, están prohibidos por ley, por el alto riesgo de contrabando que representan. Los farmacéuticos éramos los Al Capone de la época.

¿Te imaginas que todavía fuera legal? Los narcos estudiarían farmacia como posesos, jajaja.

Este museo tiene la peculiaridad de que las visitas van en función de la demanda de trabajo de la farmacéutica. Es una propiedad privada.

Fuentes:

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario