Cómo poner unas medias de compresión

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La función principal de unas medias de compresión es mejorar la circulación venosa de las piernas para prevenir y tratar la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC). Este esquema muestra la circulación y cuáles son los mecanismos que tiene nuestro cuerpo para mover la sangre de las piernas en contra de gravedad.

Una media de compresión tiene que ejercer presión sobre las venas para ayudar al ascenso de la sangre hacia el corazón, evita que las venas se dilaten y acumulen sangre en su interior. Al ponerla la notaremos más apretada que una media normal y será más complicada de poner. Hablo por experiencia, cuando me pongo los pantys de compresión (a no ser que sean compresión ligera 40) acabo sudando lo que no está escrito, aunque sea invierno.

Tipos. Las medias de compresión pueden ser cortas (por debajo de la rodilla), largas (por debajo de la ingle) o pantys. Además la compresión que ejercen puede ser ligera, normal o fuerte.

Antes de empezar

Antes de nada debes acudir a tu médico para que te recomiende cuál es el tipo de media adecuado para ti (ligera, media o fuerte – corta, larga o panty). Después en la farmacia haremos de sastres y te tomaremos las medidas para saber cuál es tu talla. Llevarás las medias que mejor se adapten a tus necesidades.

Las medias de compresión ejercen presión sobre la pierna, por lo que puede resultar difícil colocarlas. Ponte las medias por la mañana antes de vestirte ya que después de haber dormido con las piernas en horizontal o ligeramente elevadas éstas estarán menos inchadas y será más fácil ponértelas. Lo ideal es hacerlo estando sentado o tumbado en la cama.
Un farmatruco que te ayudará a mejorar la circulación es dormir con las piernas ligeramente elevadas (con un cojín debajo de ellas o con un libro o taco debajo del colchón a la altura de los pies). Al elevarlas conseguirás que tus pies estén por encima de tu corazón y, por efecto de la gravedad, mejorará el retorno venoso.

Cómo ponerse las medias de compresión

Bien, ahora, como dijo Jack el destripador “vamos por partes”. Hombres, esta información puede seros más útil a vosotros ya que a lo largo de vuestra vida, salvo en el Carnaval os colocáis menos medias que nosotras. Las medias cortas son como un calcetín ejecutivo, existe incluso el modelo calcetín, no tengáis vergüenza en usarlas. Si vuestro trabajo es un trabajo sedentario o en el que tenéis que pasar muchas horas de pie lo agradeceréis, los hombres también tenéis varices.

  • El pie y el talón son las partes más delicadas. Para colocar una media correctamente mete la mano dentro de ella, agarra por la puntera, dale la vuelta y enróllala, será más fácil colocarla si está del revés.
  • Coge la media por la puntera y ajústala a los dedos de los pies, después tira de ella hacia atrás para pasarla por todo el pie.
  • Asegúrate de que a nivel del talón queda bien colocada y sigue desenrollando con cuidado para evitar roturas y pliegues. Vete ajustando la media mientras la subes.
  • Cuando la desenrolles de todo debe quedar unos dos dedos por debajo de la rodilla si es una media corta y a la altura del muslo si es larga. Entonces estará perfectamente colocada.

Presta atención a

  • Ponte las medias a diario. Si se te hace muy pesado ponértelas en verano busca alternativas sin dejar de ponértelas. Puedes disminuir la compresión o cambiar de panty a media corta. El verano es la época en la que queremos dejar las medias de lado. Sin embargo, es la época en la que es más importante ponerlas porque el calor dilata las venas.
  • Para colocarte un panty primero sube una media por una de las piernas hasta la rodilla y después la otra. Cuando tengas las dos a la altura de la rodilla puedes continuar subiéndolas hasta la cintura.
  • Las medias son resistentes pero se pueden romper con un enganchón. Si eres un poco manazas utiliza guantes de goma para ponértelas.
  • Banda de silicona. Con la banda hay que tener dos precauciones. La primera es que no haya restos de crema hidratante ni sudor sobre la piel para que no haya problemas de adherencia. La segunda es humedecer un poquito la silicona para ayudar a que se adhiera a la piel.

  • Embarazo y movilidad reducida. Dependiendo de lo grande que sea el pipote durante el embarazo puede ser complicado agacharse para colocarse las medias. También resulta complicado si tienes dificultad para moverte o poca fuerza. Pensemos en personas mayores que son uno de los grupos susceptibles de ponerse estas medias. Por si no puedes echar mano de alguien que te las ponga existen unos calzadores o deslizadores de medias, en la siguiente imagen se muestra uno.

  • Quítate las medias antes de irte para cama y lávalas con jabón suave y agua tibia.

¿Recuerdas quién debe usar medias de compresión?

Un estudio realizado en el año 2000 por la Junta Directiva de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) eleva el porcentaje de afectados por IVC  al 60%, casi el doble de lo que se pensaba hasta entonces.

Puede que necesites utilizar medias de compresión y no lo sepas. Encontrarás los factores de riesgo y quién debería usar medias pinchando aquí.
La regla de oro tanto si estás dentro de los grupos de riesgo como si ya tienes IVC es escapa de la vida sedentaria. Mueve tus piernas para que ellas puedan mover la sangre que corre por tus venas.

Fuentes

Encuesta epidemiológica sobre insuficiencia venosa de la SEACV. (ver)

Cinfa Salud

Infosalus

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comentarios en “Cómo poner unas medias de compresión

    • Buenos días Francisco. En tu caso te recomendaría medias de compresión decreciente hasta el muslo ya que son las que no te van a apretar. Es muy complicado que la media calcetín no apriete y no se caiga a la vez. Si cambias el elástico de la media de la rodilla al muslo solucionas ese problema. Lo mejor es que tu médico especialista (que es quien tiene acceso a tu historial médico) te indique qué tipos de medias puedes utilizar y con esos datos tu farmacia de confianza, a ser posible farmacia-ortopedia, sea la que te proporcione la media que se adapta a tus necesidades.

Deja un comentario