Plantas medicinales o medicamentos ¿con qué me quedo?

Plantas medicinales o medicamentos ¿con qué me quedo?

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Nuestra sociedad está cada vez más concienciada con el medio ambiente. El lema es: cuidemos nuestro entorno y dejémoslo a nuestros descendientes igual o mejor de lo que nos lo encontramos.

Yo soy fiel seguidora de la regla de las 3 R: reduzco, reutilizo y reciclo. Me muevo en coche solo si es necesario, si no utilizo mis dos piernas que para eso las tengo. Consumo alimentos frescos, de proximidad y de temporada. Me llevo mis bolsas reutilizables al súper, y también a la farmacia. Cuido la naturaleza, la respeto y disfruto de ella siempre que puedo. Soy defensora de la biodiversidad y me horrorizan las especies invasoras (sobre todo ver cómo solo crecen los eucaliptos después de un incendio).

Pero también soy racional y consciente de lo natural no siempre es lo mejor. En mi casa prefiero conservar los alimentos en la nevera antes que en una fresquera, aunque las neveras sean artificiales y no existieran en nuestros hogares hace 100 años.

También a nivel sanitario. Antiguamente, los boticarios elaboraban sus remedios a base de plantas partes de plantas, partes de animales y rocas pulverizadas. Todos extractos naturales1. La corteza de sauce se usaba como antiinflamatorio. En términos históricos, hace relativamente poco tiempo que se extrajo de la corteza de sauce el ácido acetilsalicílico, la famosa Aspirina.

Como norma general diremos que es mejor tomar el medicamento que utilizar un extracto natural. Veamos por qué.

Primera opción

El efecto del extracto es leve. Si tienes insomnio leve puede ser suficiente tomar una infusión de valeriana, melisa, tila u otras plantas. Estas plantas tienen un amplio uso popular y principios activos reconocidos. Pero si el insomnio es más severo hay que tomarse un medicamento. Esta situación es la más común en cuanto a plantas medicinales se refiere, su efecto es leve y limitado.

Segunda opción

El efecto del extracto es excesivo. La concentración tan elevada de principio activo tiene consecuencias severas para la salud. Esto pasaría con una infusión de digitálicas, que nunca verás hacer a nadie porque sería como jugar a la ruleta rusa. De Digitalis purpurea y D.Lannata se extrae la digoxina, un glucósido cardiotónico empleado en arritmias. Unos miligramos de exceso de digoxina son mortales. Para transformarlo en seguro se extrae y purifica la digoxina y se preparan fármacos de concentración conocida y segura.

Tercera opción

El número de principios activos en el extracto es alto. De la mayoría de ellos se desconoce el efecto sobre la salud y puede ser perjudicial. La única opción segura es tomar el medicamento. Las plantas (productos naturales en general) son una mezcla de compuestos químicos. Algunos de ellos son inertes (no funcionan), otros tienen actividad farmacológica útil y otros son tóxicos. Voy a poner un ejemplo para verlo más claro. Las hojas de marihuana tienen más de 500 compuestos químicos. ¡Una barbaridad!

De esos 500 solo un par de ellos están en estudio por una posible actividad farmacológica útil. Aunque tengan algunos compuestos que están siendo estudiados no se pueden confundir términos. Fumarse un porro siempre es malo. Cuando te fumas un porro no llega a tu cuerpo lo que tú quieres, llegan las sustancias activas “buenas” que lo componen, pero también llegan cientos de sustancias malas, y el balance es negativo. Además de que el simple hecho de fumar es cancerígeno porque el humo (de un incendio, del tubo de escape de un coche, de un cigarro… de todo) es una sustancia cancerígena. Si necesitas ayuda para dejar de fumar consulta el siguiente artículo (ver).

Lo que se está haciendo en los estudios es extraer el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) de las hojas para obtener el principio activo extraído2 puro. Se hacen los estudios de efectividad y seguridad estipulados y se valora si existe beneficio frente a las opciones terapéuticas ya existentes. Solo en caso afirmativo podrá comercializarse.

Resumiendo, recurre a las plantas medicinales solo si éstas tienen actividad farmacológica reconocida y si están indicadas en tu caso, entonces serán beneficiosas para ti. Nunca lo hagas por moda ya que eso resulta peligroso.

1Extracto natural

Es una mezcla compleja, con multitud de compuestos químicos, obtenible por procesos físicos, químicos y/o microbiológicos, a partir de una fuente natural. Utilizar un extracto natural es utilizar un montón de sustancias farmacológicamente activas (hojas de marihuana) en concentraciones desconocidas que pueden resultar peligrosas (digitálicas) o inefectivas (tila).

2Principio activo extraído

Aquí extraemos y utilizamos solo la sustancia con acción farmacológica efectiva y de la que conocemos su concentración. Esa cantidad será exacta y será la mínima efectiva (para disminuir efectos secundarios, a más concentración más efectos adversos). Extraer solo lo que nos hace falta elimina compuestos tóxicos que pueden tener efectos perjudiciales para la salud.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo.

Suscríbete al blog antes de marcharte, muchas gracias.

Fuentes

UB Centre de Patents

http://www.aeseg.es/es/definiciones-medicamentos-genericos

Botplus Web

 

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario